Norberto Moncarz

Nací en Argentina, inicié mi formación artística en Brasil y luego la completé en Buenos Aires.

Mi obra no es una composición de técnicas ni una evolución de experiencias acumuladas; es la expresión más genuina de mí propio ser. No me imagino haciendo algo que me represente de una manera más auténtica y visceral.

Aunque mis comienzos fueron variados, lo abstracto es un modelo en el que me muevo con agilidad, me expando sin límites. En la pintura encuentro reflejadas mis aspiraciones más profundas: una manera de comunicación que trasciende palabras y actos; llego a niños, adultos, a distintos sectores sociales: es un idioma amplio, con códigos de interpretación libre.

Mis obras tienen varios niveles de lectura y cada cual penetra hasta la profundidad que quiera o pueda, no hay reglas fijas. Ni siquiera yo sé cuántos estratos se pueden bucear, para mí también es un desafío creativo.